Economía Digital

El uso intensivo de la tecnología está generando cambios en todo nivel. Y es que desde finales de la década de los años 70 del siglo XX, el trabajo de un grupo de visionarios y arriesgados emprendedores, modificó la manera como las personas se vincularían a la tecnología, permitiendo trasladar los grandes computadores de cinta que ocupaban 4 cuartos de una facultad en los centros de investigación universitarios, a la sala de nuestras casas. La creación del microchip y con él, la creación de la microcomputadora, iniciaron la transformación de la tecnología y de la gente, al estar ahora al alcance de sus manos.

La década de los años 80 se caracterizó por el desarrollo de nuevos chips y procesadores, así como el desarrollo de la “parte blanda” de estos equipos el “software”, que iban desde software operativo, hasta software o programas de aplicación y uso doméstico. Esto permitió a muchos tener una experiencia “local” con sus microcomputadores, redactando documentos, haciendo cálculos, realizando presentaciones y hasta jugando para matar el tiempo.

No es sino hasta los años 90 que de la mano de otro gran visionario de nombre Tim Berners Lee, nace la interconexión global de los computadores, los cuales ya hablaban entre sí, pero nunca como como la World Wide Web (WWW) o Internet, espacio virtual de conexión global que potenció el desarrollo y aparición de millones de espacios donde gobiernos, empresas, instituciones y personas podrían establecer comunicación.Pero aquí se hace indispensable mencionar que esto se pudo hacer gracias al desarrollo de protocolos de enrutamiento y conexión de la información en grandes redes (IP, HTTP, HTTPS p.e.) donde los nodos y sus aristas serían los protagonistas de los cambios por venir.

El siglo 21 comienza empoderado en tecnología, una tecnología que comienza a cambiar patrones de conducta, patrones de consumo, forma de hacer las cosas, tales como: Estudiar, comprar, conversar, buscar trabajo, trabajar, encontrar pareja, enviar mensajes, etc. Comenzamos a migrar nuestras relaciones sociales y de producción a la virtualidad de la internet, pasando de la web 1.o a la web 2.0 definida por O´Really, la primera pasiva y de comunicación no recíproca, la segunda muy activa y totalmente recíproca, donde el protagonista comienza a ser quien se sienta frente al computador, con sus necesidades, ideas, propuestas e intenciones.

Es así como la economía también se vio en la necesidad de cambiar, y no solo por el uso intensivo de la tecnología, sino por el quiebre estructural de todo lo que antes se hacía, para ahora asumir múltiples cambios desde la concepción del precio, plaza, producto y promoción, pasando por el mercadeo 1.0, 2.0 y 3.0 de Phillp Kotler, a las formas de interacción comercial del B2B, B2C, B2G, C2C. Es entonces cuando en el Foro Económico Mundial (WEF) por sus siglas en inglés, ubicado en Davos, Suiza, concluyen que estamos transitando los tiempos de la 4ta revolución industrial, caracterizados por ya no consumidores sino prosumidores, que poseen gran cantidad de información, e interactúan directamente con las empresas. Una economía inundada por dispositivos móviles digitales, Smart phones, Tablets, Kindle, Laptops, Note Books, PC´s, que cumpliendo con la teoría de la convergerencia tecnológica, son cada día más pequeños y más potentes.

Es por eso que se denomina Economía Digital a las relaciones sociales y de producción, que hoy en día desarrollamos apoyados en la tecnología, para satisfacer nuestras necesidades en los mercados. Unos mercados ya no “Globales” sino “Glocales” para unos gobiernos, empresas, instituciones y personas conectados y en constante intercambio de ideas. Porque ahora las generaciones X, Y o Z, bien sean “Millenials”, “Nativos digitales”, “Migrantes o Inmigrantes digitales”, somos quienes seguimos moviendo los mercados.

Anuncios

Acerca de aaronolmos

Economista UCV/Esp. en Finanzas de Empresas UCV/MSc. en Gcia. Empresarial UCV/Doctorando en Gcia. UCV/Docente-Investigador UCAB/CIAP/CIC/UAH e Instituto Internet #EconomíaDigital
Esta entrada fue publicada en Economía Digital y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Economía Digital

  1. Interesante sería, también, considerar el concepto de CAPITAL.. hoy día ya hablamos de Capital Psicológico, Financiero, Social… ¿no será que tiene sentido hablar de capital Digital??

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s