Venezuela: La economía de los Mentos.

En el año 1840, nace en Breskens-Holanda una pastelería que luego de 60 años de actividad, y ahora en manos de la 3era generación de la familia, se convierte en la pequeña fábrica de confitería “Van Melle”. En el año 1932, la mente inquieta de los hermanos Michael y Pierre Van Melle, les hace ver más allá del menú de productos que a la fecha estaban ofreciendo, y ya luego de una 1era Guerra Mundial, y en pleno desarrollo de la 2da Revolución Industrial, los hermanos viajan a Polonia buscando ideas frescas en el campo de la confitería, y es cuando -luego de algunos excesos- acuden a las propiedades de la “Menta”, como descongestionante, digestivo y antiséptico, lo que les hace  pensar en crear un caramelo con sabor a menta, para estos menesteres, bautizándolo como MENTOS.

El 1° de septiembre de 1939, los alemanes invaden Polonia dando inicio a la 2da Guerra Mundial. Mientras esto ocurría, en Lainate-Italia (cerca de Milán), se había fundado la empresa de confitería “Perfetti”, la cual para finales de este conflicto bélico terminó totalmente destruida, y sus dueños trasladaron su operación a Rótterdam (Holanda) donde a los pocos meses, producto de la fusión con la confitería “Van Melle”, MENTOS creció de forma espectacular expandiéndose por Europa. En el año 2001, “Perfetti” adquiere la mayoría de las acciones de “Van Melle”, y nace “Perfetti Van Melle”, siendo hoy una productora a nivel mundial de caramelos y chicles, cuya mayor subsidiaria es Perfetti Van Melle de Estados Unidos de América. Hoy sus productos se distribuyen en más de 130 países.

Ahora bien, ¿Qué tiene que ver esto con Venezuela y su economía? Bueno, nuestra historia es un tanto diferente. El año 1840 fue el 2do año, del también segundo mandato del Gral. José Antonio Páez, quien mandó entre 1839 y 1843. Este fue el año en el que nace en Breskens-Holanda la pastelería “Van Melle”. Durante este período se produce una sensible baja en los precios del café principal producto de exportación de Venezuela para la época y creció el descontento entre los pequeños y medianos hacendados, debido a la aplicación de la Ley del 10 de abril de 1834, que llevaba a la ruina a un importante sector de productores. El malestar económico dio origen a la división de la oligarquía gobernante, de la cual se fueron separando importantes sectores que pasaron a constituir un partido de oposición al gobierno con el nombre de Partido Liberal.

En el año 1899 Cipriano Castro organiza un movimiento revolucionario bajo su comando exclusivo, con la colaboración de Juan Vicente Gómez, Manuel Antonio Pulido, Froilán Prato, Emilio Fernández, Régulo Olivares y Santiago Briceño Ayesterán, entre otros oficiales de confianza. Así forja la Revolución Liberal Restauradora, que comienza con la invasión del territorio nacional, el 23 de mayo de 1899. El presidente de la época Ignacio Andrade abandona el país por el incontenible avance del «Restaurador Castro», quien entra a Caracas el 22 de octubre de 1899 para convertirse en primer magistrado hasta diciembre de 1908, cuando su compadre Juan Vicente Gómez le quita el poder, mandando durante 27 años, siendo justo el año 24 de su mandato cuando los hermanos Michael y Pierre Van Melle viajan a Polonia y desarrollan la idea y concepto del MENTO.

El 17 de diciembre de 1935, muere Juan Vicente Gómez y resulta electo Eleazar López Contreras presidente encargado para sustituirlo hasta el 19 de abril de 1936, cuando el Congreso lo elige presidente constitucional para el período 1936-1943, quien desde su primer mensaje al país, anunció su deseo de reducir el período presidencial de 7 a 5 años y prohibir la reelección para el ejercicio inmediato siguiente, lo cual quedó sancionado en la reforma a la Constitución Nacional del 16 de julio de 1936. Para el 1° de septiembre de 1939, comienza la 2da Guerra Mundial, y Venezuela se declara nación neutral en este conflicto.

El 5 de mayo de 1941, el general López Contreras hizo entrega del poder al general Isaías Medina Angarita ante el Congreso Nacional que había elegido a éste, presidente para el período 1941-1946, último año este en el cual la confitería “Perfetti” fue destruida, y sus dueños trasladaron su operación a Rótterdam (Holanda), ya Venezuela había abandonado en los años 20 su imagen de país exportador de productos agrícolas, y ya eramos vistos como un país exportador de petróleo “oro negro”. Ya en el año 2001 nuestro país se encontraba en el 3er año de gobierno de una opción no muy diferente a lo que nos muestra la historia, porque quien atentó contra el régimen constitucional en 1992,  se había convertido en presidente por el voto popular.

Ya hoy en 2016, 17 años después de este evento, Venezuela y su economía se encuentran en niveles de decrecimiento sostenido por el orden de un -5,7% del PIB, Inflación acumulada de ¿180,4%? según el BCV luego de un reconversión monetaria, control cambiario con más de 12 años de vigencia, control de precios, devaluación de la moneda, 2 tipos de cambio luego de múltiples ensayos y costosos errores, canasta básica alimentaria por el orden de 16 salarios mínimos, aparato productivo público y privado en franco proceso de destrucción, altos niveles de inseguridad personal, material y jurídica, estancamiento económico con inflación, migraciones forzosas de nuestra población económicamente activa a otras latitudes, servicios básicos prácticamente inexistentes, escasez de alimentos y productos de uso diario, desatención campante de la salud y la educación, que dentro de tantos efectos secundarios, ha dejado una gran cantidad de informales -organizados o no- que inundan los principales medios de transporte masivo -superficiales o subterráneos- ofreciendo ese producto que los hermanos Van Melle inventaron en su viaje a Polonia en 1932, los MENTOS, cuyo costo representa el valor del billete más alto de nuestro cono monetario 100 Bs. -quizás al leer este artículo sea mucho más-, como indisoluble indicador de la pérdida del poder de compra y del valor del trabajo del venezolano.

Por los momentos, somos la economía de los MENTOS. Pero con la convicción de que más allá de nuestro devenir histórico de conspiraciones y tomas forzosas de poder, hemos tenido siempre las herramientas para transformar lo que somos a lo que queremos ser.

Anuncios

Acerca de aaronolmos

Economista UCV/Esp. en Finanzas de Empresas UCV/MSc. en Gcia. Empresarial UCV/Doctorando en Gcia. UCV/Docente-Investigador UCAB/CIAP/CIC/UAH e Instituto Internet #EconomíaDigital
Esta entrada fue publicada en Economía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s